Moda

La deconstrucción en la moda

El movimiento deconstructivista es cada vez más frecuente en el mundo de la moda. Hoy en día, el término “deconstrucción” pisa fuertemente en la sociedad… ¿Te pusiste a pensar cómo aplica en el ámbito fashionista?
El deconstructivismo pone la mayor atención en la construcción de la prenda. Enfatiza la naturaleza no terminada, el desmontaje y la creación de un nuevo material con el conjunto, lo que da el resultado de algo no convencional.
Uno de los métodos más vistos en la deconstrucción está en mostrar aquellos elementos que suelen estar ocultos como pinzas, costuras expuestas, forros y otras características que hacen posible la vestimenta.
Si vamos a los inicios, El término deconstrucción, lo define el filósofo Jacques Derrida como la reorganización del pensamiento occidental, ante las contradicciones y desigualdades no lógico-discursivas de todo tipo, que generan grietas. La deconstrucción no es una doctrina, ni una filosofía, ni un método. Simplemente se trata de una “estrategia” para la descomposición de la metafísica occidental. Para Derrida, la deconstrucción no era sólo una manera nueva de leer un texto o de analizar conceptos, sino que refería también a las instituciones y a las estructuras socio-políticas. A partir de ahí,  empezó a expandirse hasta alcanzar el arte, la arquitectura, el diseño gráfico, la moda y otras disciplinas.
Con esta base, ya podemos ir al rubro que nos inquieta: la moda. Surge de la mano de diseñadores japoneses como Issey Miyake, Yohji Yamamoto, Rei Kawakubo y Junya Watanabe, los cuales deciden iniciar un cambio en la moda occidental y trabajan reinterpretando las funcionalidades y las formas. Ponen en un lado crítico a la silueta utilizada en la moda, viéndola como sobrevalorada, y así es que comienzan a crear las primeras prendas asimétricas, de colores neutros y con volantes sobredimensionales.
Comenzaron a analizar y observar los márgenes de cambio que se podían efectuar en torno a la silueta y el vestuario femenino del momento.
De esta generación proviene otro gran icono como lo es Martin Margiela, quien sigue  generando actualmente productos en base a este concepto.
La deconstrucción apunta a la vanguardia de una nueva construcción y genera un desafío constante  que implica una investigación enorme en los diseñadores.
Desde siempre este termino en la indumentaria hizo foco en el cuestionamiento del vestuario. Es útil como mecanismo de comunicación y diálogo ya que establece una traducción de códigos y la ejecución de una propuesta textil diferente.
Más allá de una búsqueda estética, se pone al cuerpo y las estructuras tradicionales como objeto de estudio y desglose. Se cuestiona y acciona, encontrando resultados sorprendentes y novedosos basados en la simplicidad de las formas, lo austero, y la antimoda.
Para poder entender mejor, vamos a visualizar y ejemplificar lo explicado con dos ejemplos de diseñadores: Issay Miyake y Rei Kawakubo

Issey Miyake

Apuesta por una moda conceptual y es uno de los que impulsa el movimiento de la antimoda. Define su estilo a través del uso de tecnología con un fin experimental.
Construye dejando a un lado los botones y las costuras, apostando por los plisados y las arrugas.
Carga sus diseños de movimiento y creatividad, sin nunca desprenderse de las tradiciones japonesas.

Rei Kawakubo

Por otro lado, es también una diseñadora japonesa nacida en 1942, creadora de comes des garcon. En su proceso creativo desmoraliza las formas e ideas logrando abstracciones complejas. Juega con lo complejo y lo básico; lo absurdo y lo sencillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *