Moda

Fast fashion vs. Slow fashion

Por @yoyipons

Buenas! Como están? Cuanto sabés sobre la contaminación de la industria textil? Acá te contamos como iniciar un camino sustentable!
Hoy vamos a hablar un poco sobre las consecuencias de la industria textil y la aparición de la sustentabilidad. Para entrar en contexto, debemos saber que la industria textil es la segunda más contaminante del planeta.

Un gran acelerador de esta problemática, es la movida que conocemos como “fast fashion”. Esta corriente provoca que se presione a los proveedores para entregar productos en plazos más cortos, lo que fomenta las prácticas irresponsables y recortes en el ámbito del trabajo y medioambiental.
Al producirse de manera rápida y constante, estas prendas generan la sensación de “desechables” y gran parte termina en la basura (tarda siglos en descomponerse y emite gases nocivos al aire).
Otro problema grave viene del lado del teñido de telas, para lo que se utilizan químicos y mucha cantidad de agua que termina vertida en océanos y los vuelve más ácidos. Un ejemplo es la fabricación de un par de jeans, que requiere un kilo de algodón y entre 10.000 y 17.000 litros de agua.
Desde comienzos de los 90´, las marcas fueron buscando el modo de aumentar sus beneficios con estrategias para que los consumidores compren más ropa y con más frecuencia.
Con el afán de más ventas, las marcas cambiaron el concepto de temporadas con la incorporación de colecciones en mitad de temporada.
Ahora es normal que se disponga de entre 6 a 8 temporadas, cuando antes eran entre 2 y 4. Toda esta cantidad de prendas que no dejan de aumentar, amplifican el impacto medioambiental.
Ante tal problemática generada por la industria textil, el movimiento sustentable es aquel que implica la concientización del daño que la moda hace en el presente y que hará en el futuro. Respecta al uso más responsable por parte de quien consume, para cuidar el medio ambiente.
La gente de por sí compra prendas de manera casi adictiva ya que así satisface su deseo y formación de identidad mediante la adquisición de más y más ropa.
El proceso de volver a la industria más sustentable significa una nueva forma de producir y consumir, que requiere cambios a nivel personal, social, institucional y gubernamental.
En esta necesidad de comenzar a encaminarse a una producción más lenta y cuidada, es que surge el “Slow fashion” (antítesis del fast fashion).

Este movimiento sustentable gana notoriedad luego de la tragedia sucedida en una fábrica de Bangladesh en 2013. En este lugar más de 1100 personas murieron al derruirse un edificio donde estaban produciendo prendas de manera industrial  y no se cumplía con las reglas de seguridad para los trabajadores que también estaban siendo explotados.
Tras este acontecimiento nace FASHION REVOLUTION. Cada vez son más las personas que optan por comprar prendas bajo un comercio justo, con una mejor calidad.

El slow fashion entonces, es más bien una filosofía de consumo responsable donde se sabe quién y cómo se hace la prenda que se usa.
Fashion Revolution fomenta el reciclado de prendas y la disminución de descarte de las mismas. Se busca elegir prendas siendo consciente del proceso y con una mejor calidad para mas durabilidad.
Los consumidores se ocupan especialmente por conocer el origen de la ropa que están comprando: dónde se fabrica, con qué materiales, quién las hace y en qué condiciones. Se desmenuza el proceso desde que la prenda se diseña hasta que se compra. Y vos… ¿Estás dispuesto/a a ser parte del cambio? Interiorizate en quien hace y cómo se hacen las prendas que usas! Te dejamos el link de FASHION REVOLUTION para que puedas tener más información: fashionrevolution.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *