Moda, Tendencias

¿Cuál es el estampado “Op art”?: La tendencia sesentosa

Los vestidos furor de la época, fueron los mini vestidos. Sobre estás prendas se han lucido estampados icónicos del momento.

Estas armónicas prendas, resultaron ser el lienzo perfecto para plasmar obras textiles inspiradas en el op art y el pop art, una tendencia de los años 60; no sólo en el arte sino también en la moda, la decoración y en general en la industria del diseño.

 ¿Qué es el Op Art?

Es un estilo de arte abstracto basado en la composición pictórica,  que ha nacido en EE.UU en los años 60. Sus obras estáticas crean ilusiones ópticas que dan lugar a la sensación de movimiento; de esta manera invita al espectador a experimentar. Es un arte que da lugar al espectador a modificar la obra.

Se basa en figuras geométricas repetidas como cuadrados, rectángulos, círculos o circunferencias en tramados o formando formas complejas. 

Betsey Johnson fue una de las diseñadoras que recurrió a este movimiento en busca de inspiración. En 1966 diseñó tres vestidos con esta técnica que han quedado en la historia.

Johnson utilizaba tonos apagados como tartán verde con masilla, azul con beige o marrones con verde. 

Los vestidos eran de punto y se estaban confeccionados sin ninguna pinza. Poseían una forma en línea A y quedaban por encima de las rodillas.

Poseían mangas largas con una pequeña sisa que se ubicaba justo en el hombro, lo que daba impresión de un torso estilizado y alargado.

El estampado geométrico del pop art, adoptaba una matriz de estampado de tamaño medio que hacía alusión a la modernidad.

No solo Johnson fue quien utilizó esta técnica en la moda,  los diseñadores no tardaron mucho en aplicar este movimiento artístico en sus prendas, incluyendo los motivos geométricos en blanco y negro en sus colecciones.  

La famosa modelo Twiggy llevaba prendas representativas del movimiento artístico.

El “optical art” aparecía en vestidos, mangas anchas, zapatos y sombreros. También las formas geométricas aparecían en los decorados donde las modelos parecían  fusionarse, creándose fotografías con auténticos efectos psicodélicos.

Deja una respuesta