Moda

ANTIMODA

En una actualidad envuelta por la moda.. ¿Sabías de la existencia de la antimoda?

El concepto tiene su momento de auge en los `90 y surge en medio del hartazgo de las presentaciones brillantes, el consumo ostentoso y las exigencias alrededor del mundo de las top models. Es entonces que algunos diseñadores buscan facetas subversivas en la moda y nuevas modelos fuera de los prototipos “hegemónicos” del momento.

La sencillez y la crudeza de la música del tipo de Pearl Jam, Soundgarden y Nirvana se vieron reflejados en la moda llamada “Grunge”, un estilo que llevaba consigo vestidos retro, vaqueros rasgados y decolorados, tiendas de segunda mano, camisas a cuadros por encima de las camisas, gorros y pantalones tipo cargo.

Primavera/verano 1993 Marc Jacobs para Perry Ellis, estilo Grunge.
Primavera/verano 1993 Marc Jacobs para Perry Ellis, estilo Grunge.

Esta onda se vuelve muy popular y es captada, fotografiada y publicada por revistas de moda del momento.

En Gran Bretaña revistas de tendencias experimentaron con esta movida nuevos estilos gráficos y alternaron la noción de moda con textos distorsionados, titulares escritos a mano y fotografías granuladas.

Para ser más claros…¿Cómo podríamos definir a la antimoda  de manera mas sencilla? Es todo aquello que no entra en el mundo de la moda.

Aunque también hay otra realidad, y es que la moda está en constante cambio resultado del sistema del fast fashion y la sociedad de consumo que produce un mundo vertiginoso en el cual lo que hoy queda obsoleto, el mes que viene posiblemente sea furor, o al revés.

Entonces, a la vez que cambia la moda, la antimoda también lo hace, lo que vuelve las barreras difusas y menos claras y provoca que no se sepa con exactitud dónde empieza y dónde termina cada una de las definiciones.

Como ejemplo de antimoda, podemos encontrar también al movimiento “Punk” caracterizado por ser “anti-todo”.

Volviendo al estilo Grunge, mencionado antes, este se infiltró en lo comercial cuando Marc Jacobs presenta una colección en 1992 que genera una sorpresa en el consumidor, como desastre comercial. Este estilo de vestidos retro con flores y botones que se llevaban con shorts, botas militares y camisas de seda estampadas, fueron algunas de las influencias y aunque no tuvo éxito la propuesta, Marc Jacobs pasó a ser reconocido como un visionario, por lo que en 1997 es contratado para crear la primera colección pret-a-porter de Louis Vuitton.

A partir de este momento, muchos otros diseñadores comenzaron a utilizar una interpretación de la moda Grunge y a ver la antítesis de lo normativo para crear nuevos productos ¿A vos qué te parece este movimiento?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *